Historia

Sobre el modo de vida en estas tierras en tiempos de Iberos, Romanos y Visigodos, nada sabemos. Lo más probable es que aun no existiera ningún asentamiento en lo que hoy es Benimarfull.

Sin embargo, la presencia humana en esta comarca se remonta al Paleolítico, como la Cueva Beneito en Muro, barranco de las Calderas, Cueva de Pardo y barranco de la Encantada en Planes o la Cueva del Oro en Beniarrés habitada en el Neolítico. De los Iberos, el poblado más próximo es el de la Serreta en Alcoy; y de tiempos del Imperio Romano tenemos la vecina ciudad de Cocentaina.

Tenemos que avanzar hasta la época musulmana, para empezar a contar nuestra Historia. En el año 1031 Al-Andalus comenzó dividirse en pequeños Reinos llamados “de TAIFAS” y el Valle de Travadell (donde se halla situado Benimarfull) formó parte del Reino de Denia.

Siglo XIII

El Señor más importante de estas tierras en concreto era Mohammad Abu Abdallah ben Hudzäil, conocido con el sobrenombre de AL-AZRAQ, hijo del walí (Gobernador) Hudzäil al Sähuir, muerto el año 1230. Al-Azraq nació en Alcalá de la Jovada en 1208. Culto y astuto, estuvo largas temporadas en las Cortes de Aragón, Valencia y Granada. Tuvo la confianza y la amistad tanto del Rey Jaime I de Aragón como del Rey Alfonso X de Castilla.

El Rey JAIME I EL CONQUISTADOR, tras la toma de Játiva en 1244 y del castillo de Biar en 1245, obtuvo la entrega de las tierras del sur del Reino de Valencia, hasta Jijona, acordado en el “Tratado de Almizrra”, y una de las entregas es la que Al-Azraq hace de su feudo por el “Pacte del Pouet” el 16 de Abril de 1244, concertado con el infante D. Alfonso, hijo de Jaime I.

Al-Azraq es una figura clave en los primeros años del Reino de Valencia, puesto que fue el caudillo musulmán que más contratiempos causó al Rey D. Jaime con sus tres sublevaciones.

En 1247 encabezó una sublevación que duró tres años, debido a los atropellos que sufrían sus vasallos por parte de los caballeros cristianos. Fue derrotado en Cocentaina.

En 1258 volvió a sublevarse, pero cercado y sin provisiones, tuvo que rendirse. Gracias a la amistad que le unió en el pasado al Rey Jaime I, este le perdonó la vida y le condenó al destierro. Marchó a Granada y, en la Corte de su tío Mohamed II, estuvo 17 años. En 1.259, recién ultimada la segunda rebelión de Al-Azraq, D. Jaime decide apropiarse el dominio directo de los castillos de Planes y de Travadell.

Para detener el avance de las tropas cristianas, en 1276 en Rey de Granada le envió al mando de un ejército compuesto por 250 jinetes Benimerines (llegados del norte del África) y 1200 soldados Araeces para tomar la estratégica ciudad de Alcoy (los árabes la llamaban Alquy). Al llegar a estas tierras, se les unieron unos 1800 mudéjares y juntos sitiaron Alcoy (1277). Antes de comenzar el asalto, Al-Azraq cayó de su caballo y murió. Sus tropas, faltas de jefe, levantaron el cerco a la ciudad y se retiraron llevándose su cuerpo.

El rey concedió los castillos de Travadell y Planes, al noble aragonés GIL GARCÉS DE AZAGRA, pero en 1259, después de vencer la segunda rebelión de Al-Azraq, consideró que aquellos castillos podrían serle de interés en el caso de posibles sublevaciones, y en 1260 los permutó a Garcés de Azagra por la Torre de los Arcos de las Salinas y el castillo de Perpuixent, haciéndose con el dominio directo de Planes y Travadell y designando a importantes personajes de la Corte como Señores “dels castells de les muntanyes”. De Travadell, nombró alcalde a PONÇ GUILLEM DE VILAFRANCA.

En 1263 decidió el monarca hacer donación de ambos castillos a TERESA GIL DE VIDAURE, para sí y sus hijos. Con tal motivo cambió la alcaldía a Ponç Guillem por la del castillo de Gartz.

El 6 de septiembre de 1270, Jaime I concedió el castillo de Travadell y su territorio jurisdiccional, al propio tiempo que el Valle de Ceta (o Seta), a BELLA DE AMICHI, nodriza de la infanta Constanza de Sicilia, la esposa del entonces infante Pedro y años después, rey Pedro I de Valencia. La donación incluía también a su hijo ROGER DE LAURIA (1250-1305), quien en 1283 fue nombrado almirante de Valencia, Cataluña y Sicilia. Cargo que fue ampliado en 1285 a Aragón, Mallorca y “demás tierras que pudieran venir”.

Siglo XIV

A la muerte de Roger de Lauria, Alcoy, Calpe, Altea, Travadell, Ceta y otras posesiones, pasan a su viuda, SAURINA DE ENTENZA.

En 1325 queda como heredera universal su hija MARGARITA LAURIA DE ENTENZA. A su muerte, pasaron sus bienes de nuevo a la Corona, en la persona de PEDRO IV EL CEREMONIOSO, rey de Aragón (1336-1387), hijo de Alfonso IV y Teresa de Entenza.

Pedro IV concedió la baronía de Alcoy (la villa más los valles de Ceta y Travadell) al CONDE DE TERRANOVA. A las religiosas del Convento de Santa Clara de Játiva les fue concedido 1/3 de las rentas de la baronía.

Le sucede JUAN I (hijo de Pedro IV y Leonor de Sicilia), rey de Aragón (1387-1396), pero al morir sin descendencia ocupó el trono su hermano MARTÍN I EL HUMANO (1396-1410), que dejó a su hijo, el rey Martín de Sicilia en dicha isla y vino a proclamarse monarca de la Corona de Aragón.

Siglo XV

En 1.408, desde Catania, MARTÍN DE SICILIA, como heredero de su madre María de Luna (esposa de Martín I), recibe la villa de Alcoy, con los castillos y lugares de Barxell y Xirillén; la villa de Gorga con los valles de Travadell y Ceta.

Al morir Martín de Sicilia, el 25 de julio de 1.409, hereda el condado de Luna su hijo natural, el conde D. FADRIQUE DE LUNA, que pasa a ser señor de la baronía de Alcoy; y de los Valles de Ceta y Travadell.

Al transcurso del tiempo, Alfonso V el Magnánimo mandó ocupar todos los estados del conde D. Fadrique alegando que había apoyado a Castilla en la guerra de 1429.

Posteriormente, concede los territorios a D. SANCHO RUIZ DE LIORI, II vizconde de Gallano, en el reino de Sicilia.

ISABEL RUIZ DE LIORI, señora de Gorga y de los Valles de Ceta y Travadell; señora de Bechi y de Ribarroja, casó con D. ALFONSO FOLCH DE CARDONA Y FAJARDO, señor de Guadalest y de Confrides. Por lo que Travadell queda desde ese momento vinculado a este señorío, después marquesado al conceder Carlos I el título de 1º marqués de Guadalest y Almirante de Aragón a D. Sancho Folch de Cardona y Ruiz de Liori.

Siglo XVI

Y se llega al año 1519, cuando se produce el levantamiento de las Germanías como revuelta de los artesanos contra la nobleza, a fin de mermar sus derechos feudales; pero los efectos de esta lucha la sufrió mayormente el pueblo musulmán, puesto que era quien constituía la mano de obra agrícola que proporcionaba la renta y poder de los Nobles. Durante la Guerra de las Germanías, los agermanados bautizaron a los musulmanes a la fuerza; y ello produjo graves problemas políticos y teológicos al no poderse conocer quienes lo habían recibido válidamente y quienes tan sólo para salvar la vida.

1570 – 1600: Durante este período fue motivo principal de las autoridades civiles y eclesiásticas el predicar y evangelizar a los musulmanes. Es el Patriarca de Antioquía, don Juan de Ribera (1569-1611), la pieza clave en el desarrollo de los acontecimientos hasta la expulsión de los moriscos (descendientes de los antiguos musulmanes que quedaron en España después de la Reconquista). Resuelve la creación de ciento noventa nuevas Rectorías de Moriscos y en 1574 hizo publicar un “catecismo de los moros”. Entre éstas Rectorías se encontraba la de Benimarfull – Benillup, siendo éste el primer documento conocido en el que aparece el nombre de Benimarfull.

Todas estas medidas produjeron un ambiente de tensión entre las dos religiones, incrementada con el continuo temor de que los moriscos preparaban una conjura en ayuda de los corsarios turcos y argelinos que pirateaban por nuestras costas.

Siglo XVII

El 9 de abril de 1609, Felipe III, aconsejado por el duque de Lerma, promulga “La pragmática de expulsión para los moriscos”. Los Justicia de los poblados reunieron los grupos de moriscos y fueron conducidos hasta el puerto de Denia, punto de embarque para los moriscos de estas montañas alicantinas.

En Benimarfull vivían entonces 29 familias de moriscos y el pueblo quedó vacío. En l’Albacar (a unos 800 metros al sur del pueblo) vivían cuatro familias de “cristianos viejos” (así llamados los que NO eran descendientes de musulmanes o judíos conversos) que se dedicaban al comercio de lanas. Al quedar el pueblo sin habitantes, el marqués de Guadalest pidió a esas familias de l’Albacar que fijaran su vivienda en el Benimarfull.

En las primeras partidas bautismales aparecen los apellidos PARETS, MARÍN, CAMALLONGA y CLOQUELL. Pronto se suman a esas familias otras llegadas de zonas más alejadas. Son los VILAPLANA, de Alcoy; y más adelante, los BLASCO, desde Benialfaquí; los VALOR, desde Beniarrés, o los REIG, desde Muro.

El 13 de agosto de 1611, el IV marqués de Guadalest, Sancho Ruiz de Liori Folch Borja y Cardona, otorgó las cláusulas jurídicas que formaban la Carta Puebla de Benimarfull, que especificaban las relaciones entre el marqués y sus vasallos.

La Iglesia actual data de 1663, y cien años después, con motivo de su primer centenario, fue ampliada y se levantó el campanario (de 25 m. de altura), que actualmente alberga en su interior el Museo Parroquial.

Siglo XVIII

Durante este siglo la población de Benimarfull experimentó un considerable aumento, pues pasó de 12 familias en el censo de 1703, a 80 en 1793.

En 1702 empieza la llamada Guerra de Sucesión entre Felipe de Borbón (Francia) y el Archiduque Carlos (Austria). Ello trajo la división de los valencianos en «maulets», partidarios del Archiduque, y «botiflers», partidarios del monarca Borbón.

Durante este tiempo asume el marquesado de Guadalest D. Sancho Ruiz de Lion, olim Jose Folch de Cardona Eril y Borja, de la rama Cardona de Castelnovo (Valencia 1650 – Viena 1730). Y habiendo conocido al Archiduque Carlos en Viena, cuando el marqués fue embajador del Felipe IV, se mostró ferviente pro-Austria, consejero y miembro de su Junta de Gobierno. Fue Virrey de Valencia con titulo de Principe de Cardona.

A mediados de 1706 los «botiflers» en esta zona sólo dominaban en Xixona y Bañeres; pero paulatinamente fue cambiando el signo de poder; Alcoy cayó el 9 de enero y Denia en noviembre de 1708; Alicante, el 19 de abril de 1709 después de un prolongado sitio. Y para el reino de Valencia acabó el poderío pro-Austria el 25 de abril de 1709, con la derrota de Almansa.

Como consecuencia de esta derrota, el señorío pasó a ser propiedad del MARQUÉS DE ARIZA.

Siglo XIX

Dio notoriedad al pueblo un manantial de aguas sulfuro-cálcicas que, con el nombre de “fuente de Santa Ana”, funcionó desde 1847 hasta 1936. Prueba de la importancia que alcanzó, son las visitas de personajes tan relevantes en su época como PRÁXEDES MATEO SAGASTA en 1868 (Ministro de la Gobernación) o JOSÉ CANALEJAS (siendo entonces Ministro de Fomento y posterior Presidente del Gobierno) que visitó Benimarfull en 1893. El balneario fue cerrado definitivamente en 1940, al terminar la Guerra Civil. Estaba indicado principalmente para las enfermedades de la piel. Tenía dos grandes edificios con 70 habitaciones, comedores. bar, ermita y jardines.

Siglo XX

Durante el siglo XX, Benimarfull ha experimentado un considerable aumento del número de casas, primero con la prolongación hacia el Este de la calle San Jaime y en las últimas décadas se ha construido un nuevo barrio al Oeste del pueblo formado por las calles: Aitana, Alcoy, Mariola y Montcabrer.

Sin embargo, los habitantes del pueblo han disminuido, porque estas nuevas urbanizaciones suelen ser la segunda vivienda de familias que viven en otros municipios y vienen los fines de semana y los meses de vacaciones. En verano Benimarfull tiene el triple de su población normal.

También en este siglo se dotó al pueblo de muchos servicios públicos de los que carecía. Además de los básicos (electricidad, agua potable y asfaltado de las calles), se construyó un nuevo puente que cruza el “barranc del Poble”, la Escuela en 1927, la piscina y el polideportivo en 1982 y la Casa de la Cultura de 1999.

En el sector privado, se fundó la Cooperativa Agrícola en 1948 y se creó un Polígono Industrial a principios de los años ’90.

Siglo XXI

El siglo XXI comienza con las obras de una nueva urbanización que será la segunda prolongación de la calle San Jaime y la ampliación del Polígono Industrial.

También empezamos el siglo con la primera mujer en la Historia de Benimarfull que llega al cargo de Alcaldesa, MARIA ROSARIO RECIO.

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull

Imagen de la historia de Banimarfull